Nací en Valencia allá por los años setenta y en el centro de esta bonita ciudad tengo mi estudio

donde paso las horas trabajando en lo que más me gusta: escribir e ilustrar.

La creatividad y la imaginación me han acompañado toda la vida,

así que convertirme en una ilustradora que cuenta historias a través de los dibujos no es una casualidad.

Ha sido, simplemente, cuestión de tiempo, confianza, muchas ganas y, sobre todo,

seguir teniendo ese poquito de niño que nos anima a cometer pequeñas locuras.

“Todos los niños nacen artistas, el desafío es que lo sigan siendo cuando crezcan.” Picasso